Al preparar el apuntalamiento para el colado de una losa es importante considerar el método y materiales para realizarlo. El método más tradicional es con madera por medio de tarimas, polines y vigas de madera, lo cual puede parecer económico por los precios de renta o compra del material, sin embargo, se debe considerar el costo de la mano de obra ya que en ocasiones es muy tardado el montaje.

También se deben considerar los daños y desperdicios de material, ya que para modular, ajustar y dar altura es necesario hacer muchos recortes en los polines y vigas.

Como una alternativa existe el apuntalamiento con cimbra metálica con el que, dependiendo de la obra y las condiciones o requerimientos de cada losa, se hace el cálculo y modulaje de la cimbra.

Para ello se utilizan diversos elementos como los andamios para dar estructura a la cimbra, pie derecho que hace las veces del polín pero más estable y sin desperdicios, tornillos niveladores para ajustar alturas, vigas metálicas para soportar la superficie de contacto, bases planas cuando el piso es de tierra y cimbra de contacto con terminado aparente para muros y guarniciones.

Cuando la forma del lugar a cimbrar es más regular, el propio constructor puede estimar el equipo necesario para el apuntalamiento. Sin embargo, cuando es más complejo o se tienen dudas al respecto, se puede recurrir al proveedor de la cimbra metálica para hacer los cálculos y despieces necesarios para una óptima instalación y aprovechamiento del equipo a requerir.

En MAQRO RENT® contamos con cimbra metálica y todo el equipo aquí descrito para lograr el mejor desempeño en su obra. Contáctenos, le asesoramos en lo que requiera.