Para realizar trabajos en alturas en un edificio, generalmente en las fachadas exteriores, es necesario el uso de hamacas metálicas, también llamadas andamios colgantes.

Este equipo consta de una canastilla con estructura metálica y dos malacates, uno en cada extremo, que enrollan y desenrollan el cable de acero para hacer subir o bajar la hamaca de manera vertical.

El cable de acero se sujeta en la parte superior de la construcción de unos ganchos soldados a la propia estructura del edificio, los cuales deben ser previstos desde la construcción de este.

Estos cables no deben rozar ni doblar en el pretil, ya que corre el riesgo de desgarrarse o romper el cable, provocando la caída de la hamaca y también genera el deterioro y hasta derrumbe del pretil. Cuando no es posible anclar los cables a dichos ganchos se pueden instalar soportes de viga metálica completamente sujetos a la estructura del edificio.

Para una mayor seguridad del personal, deben portar el equipo de seguridad tradicional como casco, chaleco, guantes, zapatos con casquillo; así como tener en todo momento un arnés con una cuerda de vida sujeta a la estructura del edificio para que, en caso de una caída de la hamaca, se resguarde la vida e integridad del trabajador.

Esta cuerda de vida nunca debe sujetarse de la hamaca ya que en caso de caída jalará al trabajador, provocándole daños. Se pueden instalar opcionalmente ruedas separadoras de muro cuando estos ya tienen acabados finales para evitar rayar los muros, además brindan mayor estabilidad a la hamaca en las alturas.

En MAQRO RENT®, contamos con todo el equipo mencionado para un óptimo desempeño de su obra e, igualmente, le ofrecemos la asesoría necesaria para su correcto funcionamiento.