Para el mejor desempeño y máximo rendimiento de los recursos al realizar una construcción es importante conocer cómo se puede aprovechar la maquinaria ligera desde la planeación y cimentación, hasta la conclusión de su obra de construcción.

Para las fases iniciales se puede recurrir a equipo de demolición, tales como rompedoras o rotomartillos para eliminar rocas o escombro.

En las fases de cimentación es importante dar una buena compactación a los cimientos, usando compactadoras, bailarinas, placa y rodillo vibratorios. Posteriormente se revisa el correcto grado de compactación con base en los requerimientos del proyecto.

Para los diversos colados de concreto se usan revolvedoras, vibradores
eléctricos y a gasolina, reglas vibratorias, allanadoras y disco de flotado para allanadora.

Para facilitar la elevación de materiales, principalmente en obras de varios pisos de altura, se requiere usar malacates a gasolina y, cuando la elevación de materiales es muy ligera y esporádica, se recurre a malacates eléctricos.

Para realizar trabajos en altura se emplean plataformas articuladas tipo tijera y elevadores de personas tipo jirafa.

En diversas fases de la obra se requiere soldar diversos metales, para ello se usan soldadoras a gasolina y soldadoras eléctricas.

Cuando en el lugar no se cuenta con energía eléctrica, o bien, sólo se tiene corriente monofásica, se puede recurrir al uso de generadores eléctricos, plantas de luz trifásica e incluso torres de iluminación para trabajar de noche.

Cabe señalar que en MAQRO RENT®, contamos con todos los equipos aquí mencionados en renta y venta para que los tenga disponibles en su obra. Así mismo, le asesoramos en torno a su correcto funcionamiento, contáctenos.